sábado, 16 de junio de 2018

Opinión de correctores



¿Y qué pasa cuando un autor descubre alguna errata en un texto cuya revisión ya ha pagado?
Pues sucede que… nadie es perfecto. En un mundo ideal, una novela o una tesis necesitarían por lo menos cuatro lecturas, a ser posible de cuatro pares de ojos diferentes, para llegar totalmente limpias a imprenta. Aun así, algún duende de la imprenta metería su mano perversa al final. Los correctores decimos que las erratas son las últimas en abandonar el barco. La errata que se escapó, esa cucaracha invencible, le duele al corrector más que al propio autor.
Carmen Palomo, correctora.

sábado, 2 de junio de 2018

Cualidades de un corrector ortotipográfico





Cualidades que reúne un buen corrector de textos

  • No teme al silencio ni a la soledad. De hecho, la elevada concentración que requiere su trabajo a menudo le lleva a aislarse durante el desarrollo de su actividad.
  • Duda de todo, incluso de sí mismo. Es un especialista de la lengua, pero eso no quiere decir que lo sepa todo: un buen corrector se acompaña de diccionarios y obras especializadas y consulta constantemente los recursos virtuales. A menudo comprueba casi cada palabra de una frase.
  • Es una persona curiosa, con cultura general, por supuesto, pero especialmente con muchas ganas de aprender sobre toda clase de materias.
  • Tiene buen oído para buscar la cadencia idónea en el texto.
  • Es paciente: a menudo es un trabajo arduo y algunas erratas pondrán sus nervios a prueba.
  • Es una persona firme para defender la limpieza del texto, pero flexible para entender los intereses particulares de cada autor.
  • Siente un gran amor por la lectura y por la palabra escrita.

miércoles, 30 de mayo de 2018

Presentación libro Aforismos y Otros del escritor Manuel Senra


Ayer estuvimos en la presentación de la nueva obra de nuestro querido amigo y escritor, Manuel Senra: "Aforismos y Otros".

La presentación se realizó en el Real Círculo de Labradores, en pleno centro de Sevilla, un sitio emblemático de nuestra ciudad. 150 años de historia avalan a este lugar, donde se realizan actos culturales y apoyan actos culturales de esta índole. De hecho, es el club más antiguo de nuestra ciudad.



En este selecto club es donde se realizó el acto.

La presentación corrió a cargo de Nieves Aja, y nos introdujo en la semblanza del escritor, su trayectoria literaria a lo largo de todos sus años dedicados a la literatura, con los distintos premios que ha recibido a lo largo de su carrera.



Manuel Senra ha tocado casi todos los palos en la escritura: poesía, teatro, ensayo, aforismos, y ya solo le queda el de los relatos y la novela.
Nieves Aja, hizo una magnífica presentación, ahondando en la figura del aforismo, que como ella nos dijo, aunque parezca algo en desuso, es todo lo contrario, ya que vivimos en la era de la inmediatez, con Internet, las redes sociales como Twitter y Facebook, donde se escribe con muy pocos caracteres.
¿Y qué si no es la técnica del aforismo? La brevedad y la síntesis. Nos puso como ejemplo también la presentadora, que en algunas cafeterías se ofrecen los sobrecitos de azúcar, con mensajes y sentencias de escritores, para recordarnos, que los aforismos siguen vigente en nuestros días.



Mientras hacía la presentación, hilaba perfectamente con aforismos del libro y nos regalaba algunos que siempre te hacen reflexionar, o te golpean al corazón, que es de lo que se trata, que no te deje indiferente la lectura de las 192 páginas. 



Manuel Senra quiso hablar en el estrado, porque como él dice, se encuentra mejor de pie para explicarnos el porqué de escribir este libro. Todo empezó en la red social Facebook. Él los iba colgando en su muro y se dio cuenta que gustaban bastante, y lo que hizo fue recopilarlos todos para crear esta pequeña joya literaria de la cual ahora podemos disfrutar todos sus lectores.
Hizo una comparación de lo que es aforismo y nos comentó de un libro de otro poeta, del cual no quiso darnos el nombre, para que pudiéramos reflexionar sobre lo que no se debe hacer con esta técnica para escribir los aforismos.

Los aforismos son una declaración u oración que pretende expresar un principio de manera concisa, coherente y de manera cerrada.
Hay que distinguir lo que es aforismo al axioma. Los aforismos son el resultado de una experiencia, mientras que los axiomas son verdades obvias que no requieren una comprobación.



Respondió a algunas preguntas que le hizo el público que acudimos a esta magnífica presentación y recitó algunos aforismos a petición de alguien que se lo pidió.

Le deseamos mucha suerte desde Editorial C & M, a Manuel Senra y que tenga muchos éxitos con este nuevo hijo literario que acaba de nacer para que podamos disfrutarlo.




Título: AFORISMOS Y OTROS
Editorial: Caligrama
ISBN: 9788417426071
192 páginas
Precio: 14,95 euros

jueves, 10 de mayo de 2018

Miarma aceptada por la RAE




Le ha costado la misma vida a la Real Academia Española aceptar lo inevitable, pero el muy sevillanísimo término, “miarma”, ya forma parte oficial de la lengua española, del dialecto andaluz, por supuesto.  La buena noticia de la incorporación de nuestra querida palabra aborigen a los diccionarios del mundo, la daba ayer el académico sevillano de la RAE, Antonio Rodríguez Almodóvar, en rueda de prensa en el Ateneo hispalense, con las siguientes palabras:
“Ni mi alma ni mi arma. La inmensa palabra, el santo y seña de nuestra ciudad que da la vuelta al mundo cual Macarena ¡ajay! es miarma. Es por ello que tengo el inmenso honor de anunciar a la sevillanía y a los cientos de millones de andalusí-parlantes de todo el Nuevo Mundo, que miarma desde el día de hoy pasa a ser un término oficial de la lengua española. ¡Qué alegría, miarma!”.
Asimismo, el académico y cuentista anunciaba que otros términos indígenas como empercochao, enguachisnao, calufa, bacalá, pirriaque, noniná o contrimá  también serían en breve asumidos por la RAE. Han sido siglos de uso popular o coloquial de la palabra miarma como muletilla para todo en las conversaciones de la Mariana Villa, hasta el punto de que los sevillanos son denominados como “miarmas” más allá de las fronteras de la provincia.
El significado reflejado por el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española es el siguiente: (Del castellano mi alma) 1# m. y f. coloq. U. como apelativo para designar a un amigo, compañero o ser querido. 2# m. y f. coloq. U. natural de Sevilla capital. 3# m. y f. coloq. U. como apelativo para llamar la atención a un tercero (¿Qué hase, miarma?) 4# m. y f. coloq. U. como coletilla insufrible para jartibles (Tenemo gamba rebosada, adobo, sangre ensebollá, la pavía de bacalao, chicharrone y to lo que tú quiera, miarma).

domingo, 29 de abril de 2018

Pepe Mediavilla


Se nos fue una de las voces de doblaje más importantes de nuestro país. La de Pepe Mediavilla. Con él disfrutamos de muchos personajes del séptimo arte, y el que recordaremos con más nostalgia será el de Morgan Freeman.
Os dejo con un impresionante vídeo del poder de la palabra narrado por este gran actor de doblaje que se nos fue:


domingo, 1 de abril de 2018

La coma criminal

La coma criminal es aquella que se ubica entre el sujeto y el verbo o entre el verbo y el objeto. Es una pausa que no debemos graficar, pues corta la secuencia natural de una oración.

Coma criminal entre el sujeto y el verbo
– Cuando no hay información entre comas (inciso):

– Cuando después del sujeto va información entre comas (inciso):
Coma criminal entre verbo y objeto
– Cuando no hay información entre comas (inciso):

– Cuando después del verbo va información entre comas (inciso):

– Cuando el sujeto es una oración que empieza con quien, el que, donde, adonde, como, cuando y cuanto:

Como toda regla, esta también tiene una excepción:
Según el Diccionario panhispánico de dudas, cuando el sujeto es una enumeración que se cierra con etcétera (o su abreviatura etc.) aparece necesariamente una coma delante del verbo de la oración:

Como señala la Ortografía de la lengua española, la coma criminal no puede ser confundida con los vocativos. Los vocativos se refieren al interlocutor y se emplean para llamarlo o dirigirse a él de forma explícita:

Como vemos, no es tan difícil erradicar este uso incorrecto de la coma. Recordemos que es un signo de puntuación sumamente importante para todos los redactores y, sobre todo, para los lectores. Así que evitemos caer en las redes de la coma criminal.

Extraído de la Fundéu.